Derecho y Salud no van siempre de la mano

El blog de Carmen Rodrigo de Larrucea


2 comentarios

Empujoncitos sutiles

stockvault-hamburger136657La economía del comportamiento tiene mucho que aportar en el ámbito de los cambios de hábitos orientados a la población para que esta asuma mayor  responsabilidad y mejore su salud. La carga de las enfermedades no transmisibles (ENT) aumentó considerablemente entre 1990 y el 2010 y la tendencia continúa (Lancet 2013). Entre las ENT destacan las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebro-vasculares, el cáncer, la diabetes, las caries o las enfermedades respiratorias crónicas. Las ENT inhiben el crecimiento económico pues reducen la oferta de trabajo (Abegunde 2007 et al), generan gastos médicos muy considerables y reducen los ingresos por impuestos.Desde el punto de vista financiero las ENT inciden más sobre los pobres, pues se se hallan más expuestos a los factores predisponentes y  tienen menos acceso a los servicios de salud Sigue leyendo


Deja un comentario

Claves para entender el jeroglífico sanitario

Les reblogueo un post de Jose Miguel del Cacho, un experto en TIC y Salud Digital. Interesantes apreciaciones sobre el cambio de paradigma de la medicina y de sus operadores

People in the eSalud

Ha sido la sostenibilidad de los sistemas de salud el principal motivo para plantearse nuevas estrategias de reducción de los gastos sanitarios al mismo tiempo que se intenta aumentar los beneficios en salud para la población. Además, en los 10 últimos años las innovaciones tecnológicas y los nuevos modelos de consumo han modificado nuestros hábitos y están afectando a todos los participantes del sector.

Ante este nuevo panorama, que muchos citamos como nuevo ecosistema, hay algunos discursos que en mi opinión resultan muy acertados y esclarecedores de la profundidad del problema que ya está aquí. Uno de los personajes más conocidos e importantes es Dave Chase que lleva difundiendo ideas desde hace tiempo y que tiene en su Health Rosetta Principles un más que interesante compendio de ellas.

Health Rosetta es una amalgama de “principios rectores” (el cómo) para que las organizaciones tengan éxito en el nuevo ecosistema de salud…

Ver la entrada original 587 palabras más


Deja un comentario

Estaba preparado para morir

161017_r28842_rd-903x1200-1476123800

Acaba de morir Leonard Cohen uno de los cantautores más admirados y originales de todos los tiempos. En los blogs jurídicos hablan de sus pleitos con sus representantes y de cómo acabó con ellos, personalmente me inspiró oír su entrevista de hace un tiempo en la que manifestaba serenamente que estaba preparado para morir. En España y en nuestro entorno se vive ignorando la muerte, les extracto un precioso artículo de Jorge de Miguel sobre la sociología de la muerte, que los profesionales de la salud y la medicina debiéramos tener presente a fin de perfilar la actitud personal y profesional. Sigue leyendo


Deja un comentario

10 prácticas para mejorar la comunicación con el paciente

Confident doctor looking at his senior patient while speaking to herSe entiende por competencia profesional la capacidad de utilizar los conocimientos y aptitudes para resolver problemas que se presentan en el ejercicio de la práctica cotidiana y que ayudan a afrontar las diferentes situaciones de cada disciplina.

Debemos destacar la importancia que hoy día se otorga a las habilidades comunicativas, a los aspectos de inteligencia emocional del profesional sanitario y al respeto de los principios éticos.

La capacidad de relacionarse y comunicarse con el paciente tiene el mismo rango de importancia que cualquier otra dimensión competencial. la competencia relacional y comunicacional es susceptible de ser enseñada, aprendida Sigue leyendo


1 comentario

La autodeterminación del paciente llega a la Supreme Court

supreme-court-external-view-01El Tribunal Supremo de UK – Supreme   Court –  falló recientemente una sentencia en la que se da una nueva interpretación al principio de autonomía del paciente que fundamenta el Consentimiento Informado, al introducir unas nuevas exigencias en torno al proceso de información que éste debe recibir.

Ello implica que se va a producir de modo lento – pero inexorable una nueva conceptualización de la Teoría del Consentimiento Informado, que debe llevarnos a reflexionar a los profesionales de la medicina sobre la realidad de la comunicación médico – paciente y como esta es percibida por y en los Tribunales.

Para ponernos en antecedentes la Sra. Montgomery – era una paciente diabética que no fue advertida por su ginecóloga (Dra. McLelland) que en su embarazo había un mayor riesgo de que el bebe fuera más grande. Por lo que en un parto vaginal el riesgo de padecer distocia de hombros se incrementaba considerablemente (9-10%) y que cabía la opción del parto por cesárea. Su hijo nació mediante parto vaginal y con una discapacidad grave. Debido a ello demandó al Hospital de Bellshill (Escocia) en representación de su hijo alegando negligencia médica por parte de la Dra. McLellan empleada del Servicio Público de Salud y responsable de su gestación.  Aquí tienen el fallo original.

Este artículo proviene del análisis que Galo Sánchez (farmacéutico y experto en evaluación de fármacos) realiza para la OMC. Hasta ahora la información que debía darse a un paciente sobre los riesgos del tratamiento y quien decidía lo que un paciente necesita saber se decidía por los médicos basándose en la Prueba de Bolam, que especificaba que su actuación se consideraría correcta siempre que fuera apoyada por un organismo responsable de opinión médica.

A partir de la sentencia Montgomery de la Supreme Court de UK se establece que corresponde a los pacientes decidir si los riesgos del tratamiento y las opciones alternativas les son adecuadamente comunicados. Dicha sentencia implica nuevas normas de consentimiento informado, según expone Sánchez: el paciente es quien decide, y para ello hay que informarle numérica y gráficamente de los riesgos en cuestión para alcanzar su nivel de comprensión (nivel inmediatamente superior al nivel básico de la cognición, al que llamamos nivel de entendimiento – según Bloom)

¿Cómo debe ser el proceso de información?

Cabe detenerse en este punto puesto que aun suponiendo que el médico ponga buena court-02-downloadvoluntad en informar a pesar de ello el paciente no alcance a entender y conocer para tomar, no cualquier decisión, sino la mejor decisión en la concreta situación sanitaria en que se encuentre.

La normativa española en la Ley 41/2002 (de autonomía del paciente)  – art.8 y 10 y el Real Decreto 1090/2015, de 4 de diciembre, (ensayos clínicos) al referirse a la información sanitaria y consentimiento informado, dicen literalmente que debe informarse “de forma comprensible a fin de preservar el principio de autonomía.

Prosigue Sánchez aludiendo a la autonomía como la capacidad para formular elecciones independientes tras haber recibido la información, es dudoso que el paciente llegue a ser autónomo sin haber comprendido y aprehendido la información facilitada.

Los dominios del aprendizaje de Bloom muestran para el dominio cognitivo seis niveles independientes que “explican” los distintos grados de conexiones neuronales que se asocian con la capacidad de resolver problemas de complejidad ascendente en la práctica. Por ejemplo, un estudiante puede responder a las preguntas de un examen de farmacología en la Facultad de Medicina, garantizando que en el momento de contestar tiene cognición al nivel 1 básico de “entendimiento”, pero no haber alcanzado el nivel 2 de “comprensión” y aún menos nivel 3 de “aplicación”, es decir de “aplicar” el razonamiento práctico y actuar en entornos distintos y distantes a los del aula en la que aprendió. Para alcanzar el de “aplicación” el estudiante ha tenido que frontalizar y practicar en distintas situaciones, trabajándose la construcción de una compleja urdimbre de conexiones sinápticas en el hipocampo, que en el nivel de entendimiento sólo era una escueta trama en proyecto de ser, y que podrá ser en acto sólo si es pedagógicamente estimulada

¿Qué se entiende por riesgo sustancial?

Al preguntarse la Supreme Court “qué se considera riesgo sustancial”, ha sido tajante pues en lugar de un organismo responsable de opinión médica, la decisión recae en una “persona razonable en la posición del paciente siendo ello una crítica sancionadora al paternalismo médico en toda regla.

Y por eso señala Sánchez que la conclusión de un “razonamiento práctico” sólido y eficaz es la realización de una acción: Aquélla que resulta ser lo mejor que puede hacer un agente concreto en unas circunstancias determinadas. El razonamiento que conduce a la acción ha de comenzar con premisas sobre los bienes que están en juego en una situación concreta, así como los daños y riesgos que los amenazan.

Les cito una parte del razonamiento en una traducción realizada por Elsa Nuez Lamata – en su Trabajo de Fin de Grado de la Facultad de Traducción e Interpretación de Valladolid

“Lord Kerr y Lord Reed encuentran que, desde Sidaway, ha quedado claro que el paradigma de la relación entre el médico y el paciente implícito en los discursos en ese caso ha dejado de reflejar la realidad. Sería un error ver a los pacientes como personas desinformadas, incapaces de entender los asuntos médicos o completamente dependientes de la información de los médicos. Esto está reflejado en las recomendaciones del Colegio Médico General de Reino Unido. Los Tribunales también son cada vez más conscientes de los valores fundamentales como la autodeterminación. [74-80] Los cambios sociales y legales señalan hacia un acercamiento de la ley que trata a los pacientes, en la medida de lo posible, como adultos capaces de comprender que el éxito de los tratamientos médicos es incierto y que estos pueden implicar riesgos, de aceptar responsabilidades sobre los riesgos que puedan afectar a su vida y de vivir con las consecuencias de sus decisiones. Esto conlleva el deber de los médicos de tener el cuidado de asegurar que el paciente es consciente de los riesgos materiales intrínsecos en un tratamiento. Además, debido a que el alcance en el que un médico puede inclinarse para debatir los riesgos con los pacientes no está determinado por la enseñanza o la experiencia médica, es probable que la aplicación del test Bolam a esta cuestión resulte en la sanción de las diferencias en la práctica atribuibles no a divergencias en las corrientes del pensamiento en medicina, sino, simplemente a las actitudes divergentes entre los médicos en el grado de consideración hacia sus pacientes.”

Concluyendo la Sentencia Montgomery llega en un momento en que nos encontramos con pacientes informados y empoderados – en un post anterior lo tratamos. Hay un cambio de paradigma de la medicina importante y los profesionales sanitarios no somos ajenos a ello.

La formalidad documental del Consentimiento Informado, tal y como se realiza actualmente en la práctica asistencial traduce la debilidad de la Teoría del Consentimiento, pues no hemos sido capaces de mejorar el proceso de información por parte del médico responsable a fin de que el paciente acceda al Consentimiento Informado con una información de mayor calidad y cumpliendo un deber ético asistencial y no una mera obligación formal. Sin embargo – el no hacerlo nos resta calidad asistencial y además seguridad jurídica a los implicados (profesionales sanitarios, instituciones, pacientes, compañías de seguros y operadores jurídicos).

Bienvenida sea la Sentencia Montgomery, porque es un estímulo para mejorar y avanzar en la necesaria información y comunicación médico-paciente, dando al paciente instrumentos con los que ejercitar el Principio de Autonomía en toda su amplitud y siendo responsable de las decisiones adoptadas. Ello implica cambios en las instituciones puesto que el proceso de información necesariamente deberá diversificarse, no basculando este únicamente sobre el médico responsable y dando entrada a más profesionales de la salud, que puedan ponerse en la posición del paciente.

Imágenes https://www.supremecourt.uk/press-office.html


Deja un comentario

¿Puede una persona con la capacidad civil modificada otorgar testamento ?

bright-brainEn la Convención de Nueva York (NY 13 diciembre 2006) suscrita por España, se insta a los estados parte a adoptar las medidas pertinentes, tanto jurídico‐legislativas como de actuación, para que las personas con discapacidad reciban el apoyo que puedan necesitar para ejercitar su capacidad jurídica; ejercicio de la capacidad jurídica que no es otra cosa que la «capacidad de ejercicio» o «capacidad de obrar». Sigue leyendo


Deja un comentario

Comunicación en salud pública

communicationLa comunicación en salud puede clasificarse dependiendo el interlocutor a quien se dirige

1.- sistema de salud  –  población   (salud pública)

2.- el profesional sanitario y  el propio sistema sanitario

3.-  el profesional sanitario  – paciente

Cada uno de estos tres niveles, tiene características y condicionantes muy diferentes. Que la comunicación en salud ha ido adquiriendo un peso específico, está claro. Desde el año 2010 en el que la WHO enunció que uno de sus objetivos principales en salud pública era la comunicación, hasta nuestros días, este tema ha ido cobrando mayor protagonismo. Nos hallamos en el primer caso, la comunicación dirigida a la población sobre determinados hábitos de salud, que son objeto de políticas sanitarias. Les hago llegar unas reflexiones publicadas por la WHO basadas en el estudio realizado por Rajiv N Rimal a & Maria K Lapinski, el primero experto en salud pública de la Johns Hopkins University y la segunda experta en comunicación de  Michigan State University. Sigue leyendo


Deja un comentario

¿Podemos curar a la medicina?

atul-gawandeAntes de iniciar el verano uno atesora una serie de libros para disfrutar de ellos durante el verano, periodo en que normalmente se disfruta de más tiempo para leer textos inspiradores. Este verano me recreé – con Atul Gawande y sus reflexiones sobre la seguridad del paciente y qué debemos hacer para mejorarla.

Atul Gawande  es un cirujano experto en salud pública, escritor e investigador y además  un autor prolífico que merece ser leído, pues analiza la crisis médico sanitaria actual y para ello lejos de entrar a buscar culpables en el binomio aseguradoras  – gobierno, estudia profundamente desde la medicina del año 1937 y su evolución Sigue leyendo


1 comentario

Las 10 lecturas para profesionales sanitarios de este verano

Llega el verano y con ello el tiempo de ocio, descanso y la lectura. Una de mis aficiones preferidas es la lectura, por ello les voy a recomendar algunos libros o contenidos digitales que creo les ayudarán a reflexionar, a tener ideas renovadas para la vuelta. Y…tranquilos no teman, ni se preocupen –  todo fácil, bastante ligero, visual y actual¡ Sigue leyendo


4 comentarios

¿Podemos ocultar datos a nuestro médico?

LUPASobre la HC se han escrito mares de literatura jurídica, los datos sanitarios se empezaron a registrar de modo sistemático a partir del XIX, sirviendo de recordatorio al médico; debido a ello cada paciente podía tener historia clinicas triplicadas o cuadruplicadas¡

Es a partir de la Ley General de Sanidad que se instaura la HC única para cada enfermo en cada institución, forma embrionaria de la actual HC electrónica que pretende permitir el acceso desde todo el Sistema Nacional de Salud. La regulación de la HC por la LGS 86 dejó agujeros negros que se fueron soslayando con la Ley 21/00 de la C.A. Catalana  que sirvió de precedente a la legislación estatal 41 /2002 Sigue leyendo