Derecho y Salud no van siempre de la mano

El blog de Carmen Rodrigo de Larrucea

Abducidos por la pantalla

1 comentario

SCREEN DOCTOR¿Saben cuánto tiempo dedica un médico de asistencia primaria frente a una pantalla? No únicamente vaciando bandeja de entrada, durante la visita presencial con el paciente, rellenando y anotando en la Historia Clínica Electrónica (HCE)? Tienen una idea de las horas dedicadas a escribir mirando la pantalla en detrimento de otras tareas entre las cuales se halla la de mirar a los ojos al paciente mientras explica el motivo de su visita?

Pantalla 2 – paciente 1 ¡

Cronómetro en mano

Que la HCE es un documento complejo pero esencial – lo comentamos recientemente en un decálogo sobre la HCE. Pero quisiera que nuestra atención fuera a valorar el tiempo dedicado a ello cronómetro en mano. Para ello les sugiero que lean este estudio realizado por la Escuela de Salud Pública  y Sanidad de la Universidad de Wisconsin, en el que analiza – cronómetro en mano – como los médicos de atención primaria dedican casi 2 horas a meter datos en la HCE por cada hora de atención frente al paciente. Dicho estudio relata cómo dedica más del 50% de su horario laboral a tareas de cumplimentación de la HCE y otras tareas administrativas que lejos de mejorar la comunicación con el paciente, contribuyen a agotar más si cabe al profesional.  En la citada publicación se llega a la conclusión, de que el médico de familia trabaja de promedio unas 11,4 horas por día laborable, bien sea durante su horario laboral o fuera de éste. De estas 11,4 horas, 6 horas corresponden a interactuar con el ordenador. Lo cual nos lleva a que el 50% de su tiempo los dedica al teclado y lo llamado clerical work o trabajo administrativo, o lo que es lo mismo atender  la bandeja de entrada.  El estudio concluye dando una serie de ideas para mejorar dicha ratio y que ello redunde en la eficacia y eficiencia del trabajo diario del profesional sanitario, entre las que están delegar el trabajo administrativo, la introducción de datos en la HCE puede ser delegado a lo denominado “escribas médicos” – como hacen en USA – y ello implica una reducción considerable de la carga de trabajo, un aumento de la satisfacción personal y una reducción del agotamiento para el profesional. Analiza lo anterior, con su habitual maestría el Dr. Gervás sobre los médicos de cuello torcido, que además entra a fondo sobre la futilidad de la gran mayoría de anotaciones de la HCE y el esfuerzo consumido por el profesional sanitario en machacar sus cervicales mientras anota insistentemente en su teclado y simultáneamente avanza en la visita del paciente.

De lo anterior extraemos que ante la irrupción de la HCE y su trascendencia, habría que reordenar el tiempo que el facultativo dedica a esta tarea, a fin de que pueda disponer de mayor tiempo y de calidad para otras cuestiones – que estas si – son indelegables. Así la Universidad de Wisconsin menciona la investigación, el estudio o la preparación de sesiones clínicas, y el Dr. Gervás identifica como de mayor importancia mirar a los ojos al paciente y tener tiempo suficiente para la clínica y escucharlo – sin interrupciones – durante un tiempo de calidad. O trabajar con fundamento científico. Por ejemplo, se retrasan muchas más muertes con el simple consejo contra el tabaco (120 por cada 100.000 habitantes y año) que con el cribaje, seguimiento y tratamiento de la hipertensión arterial (71 muertes retrasadas) o el tratamiento con estatinas de la isquemia de miocardio (prevención primaria, 3 muertes retrasadas, y secundaria, 14 muertes retrasadas)

La HCE debe estar al servicio del paciente y del profesional y no a la inversa, les dejo aquí un documento de posicionamiento de los médicos de la CAMFIC en el que proponen una serie de soluciones para paliar la sinrazón actual.

Analicen a diario cronómetro en mano, cuánto tiempo dedican a la pantalla, se asombraran….. – ¿les satisface haberse convertido en un screendoctor o en un medical writter, en vez de actuar como médicos?

Agrava lo anterior que al salir del despacho seguimos abducidos por otras pantallas, estas más pequeñas: el smartphone, el navegador…. mientras el mundo continúa ¡

 

Anuncios

Un pensamiento en “Abducidos por la pantalla

  1. Pingback: Con-sentimiento informado | Derecho y Salud no van siempre de la mano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s