Derecho y Salud no van siempre de la mano

El blog de Carmen Rodrigo de Larrucea

¿ Cuando el paciente viene acompañado a la visita puedo informar libremente?   

3 comentarios

¿Cuando pasamos visita preguntamos al paciente si quiere que quien le acompaña permanezca durante el transcurso de esta?  ¿Le preguntamos quien le acompaña ? Y si le acompaña el enlace sindical a una visita de la mutua?    

Doctor with stethoscope in the handsDisculpen que inicie el post con tantas preguntas, pero llevo varios días aclarando la cuestión a varios colegas ¡¡ La información contenida en la HC es valíosísima en todos los terrenos y es además material altamente sensible, por ello su regulación excede a la Ley 41/2002, de autonomía del paciente pasa por la Ley  15/99 Orgánica de Protección de Datos y llega incluso al RD 1720/07 entre otros. Sobre la propiedad de la información contenida en la HC, mucho se ha escrito pero tras la difusa regulación de la derogada LGS 86 hasta la Ley 41/2002,l si algo está claro es que el titular de la información contenida en la HC es el paciente. Por tanto será el el único que puede determinar quién puede o no acceder a esa información

Los datos de los pacientes empezaron a registrarse de forma sistemática en el siglo XIX, sirviendo de recordatorio al médico. En los hospitales se hacía una HC para cada enfermo en cada servicios. No es hasta la llegada de la Ley General de Sanidad (86) que se instaura una historia única para cada enfermo en cada centro sanitario – de ahí hasta la actualidad en que nos hallamos ante una única historia clínica electrónica  que debe permitir su integración en todo el Sistema Nacional de Salud, compuesto por los servicios de salud autonómicos.

La autonomía del paciente y quienes pueden acceder a la información sobre su salud

La Ley 41/2002, de autonomía del paciente, en su artículo 5.1, concreta de modo determinante e inequívoco: “El titular del derecho a la información es el paciente. También serán informadas las personas vinculadas a él, por razones familiares o de hecho, en la medida que el paciente lo permita de manera expresa o tácita».

El Código de Deontologia de la OMC, en su art. 15.2, recoge la obligación de informar a los familiares o allegados del paciente: « La información debe transmitirse directamente al paciente, a las personas por él designadas o a su representante legal ” Es decir, el paciente –  en uso de su autonomía y como titular de la información contenida en la HC determina quién puede acceder o no a la información contenida en la HC. Se intenta con ello conjugar el derecho a la intimidad del paciente y el deber de secreto profesional del médico.

Aunque todo parece muy claro  la realidad es difusa ¡

De la lectura de ambos preceptos legales lo único claro es que se desplaza la decisión al profesional sanitario, que desconoce si a quien debe informar es – además del paciente –  al pariente o al allegado o a quien venga acompañando al paciente – pero si hay algo inexorablemente cierto es el que profesional sanitario acarrea con las consecuencias de informar a quien no debe.  

Por ello  – pierdan el miedo a empezar a preguntar al paciente a quien puede informar y si desea – o – por el contrario rechaza que se facilite información a parientes haciéndolo constar en su HC. El destinatario de la información es el propio paciente y quien esté legitimado para ello. Se presumirá personas legitimadas los familiares más próximos y los acompañantes en el momento de la admisión en el hospital pero deben estar autorizados por el paciente.

Con la derogada LGS 86 (art. 10.5) se podía suministrar la información a los familiares y allegados siempre que éstos acreditasen un interés legítimo, su identidad y el paciente no hubiera manifestado expresamente su voluntad de lo contrario, procurando con ello conjugar este derecho con el derecho a la intimidad del paciente y el deber de secreto. De modo que el médico responsable del tratamiento determinaba hasta qué punto podía y debía facilitar la información.

Con la normativa de la Ley 41/2002, esta situación es taxativa. El paciente debe autorizar quien puede acceder a dicha información y en el caso de terceros – aún es más estricta la normativa, eso da para otro post. La ley prevé el acceso por representación debidamente acreditada – art.18.2 – pero creo que por hoy es suficiente.

Facilitar la información clínica al paciente – no es un acto burocrático sino un acto clínico y forma parte de la lex artis ¡¡ Pierdan el miedo a preguntar al paciente sobre quién le acompaña y si quiere o no que le dé la información en su presencia, se ahorrarán problemas ¡

 Imagen freepik
Anuncios

3 pensamientos en “¿ Cuando el paciente viene acompañado a la visita puedo informar libremente?   

  1. Si el paciente viene acompañado a una consulta medica tacitamente esta dando su consentimiento a que el acompañante escuche e intervenga durante la misma sin necesidad de que lo solicitemos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s