Derecho y Salud no van siempre de la mano

El blog de Carmen Rodrigo de Larrucea

El caos de la gestación subrogada

Deja un comentario

77954_subitem_fullDesde hace un tiempo vuelve a la palestra la discusión sobre si debe regularse o no la gestación subrogada y de ser afirmativa la respuesta, ¿Cómo hacerlo? En nuestro país se prohíbe la gestación subrogada, pero el prohibirlo no soluciona el problema. Dado que ello no obsta a que una pareja nacional acuda al extranjero para hacer el encargo y recibirlo sin impedimento legal alguno

La situación en España

La legislación española declara nulo de pleno derecho el contrato de gestación subrogada (art. 10 de la Ley 14/2006 sobre reproducción asistida) y determina la filiación materna por el parto, con la posibilidad de reclamación de la paternidad por el padre biológico; prohibiendo por tanto en nuestro país esta técnica. Por ello cuando una pareja acude a esta técnica de reproducción asistida, debe salir al extranjero y una vez tiene al menor debe inscribirlo en el Registro Civil vía consular.

En 2010, una instrucción de la Dirección General de los Registros y el Notariado estableció que estos niños nacidos mediante gestación subrogada podían ser inscritos sin problemas como españoles en el Registro Civil, siempre y cuando hubieran nacido en un país en los que la técnica estuviera regulada, uno de los padres fuera español y existiera una sentencia judicial que garantizara la legalidad del proceso y que establecía la filiación del menor.

En febrero de 2014, una  Sentencia del Tribunal Supremo estableció que registrar a los niños fruto de una gestación subrogada a nombre de los padres “contratantes” suponía driblar el art.10 de la ley14/2006-, y paralizaron las inscripciones en los consulados a partir de ese momento.

En junio del 2014, el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo (TDHE) condenó a Francia por no reconocer la paternidad de parejas que habían tenido a sus hijos por este método en Estados Unidos. La razón que dio este tribunal era que los derechos del menor están por encima del respeto al orden público legal.

Tras la sentencia del TDHE, España reanudó las inscripciones de estos menores, con el compromiso por parte del Ministro de Justicia de regular el vacío legal existente. De hecho la semana pasada debía haberse aprobado la modificación del Registro Civil para la inscripción de estos menores, pero no llegó a buen fin. Por lo que en nuestro país al menor nacido por gestación subrogada – sigue estando condenado a un limbo legal del que no consigue salir. Lo explicamos tiempo atrás en este post.

En España, país que suscribió el Convenio de Oviedo y donde nuestro Tribunal Supremo propugnaba el interés del menor como un valor o principio preeminente y superior, de aplicación prioritaria frente a cualquier otro interés en conflicto y en especial frente a su propia familia biológica.

Propuestas de solución

La reciente doctrina del TS, nos recuerda que no puede ser que el vacío legal se solucione en atención al interés del menor y por tanto debe ser el legislador quien se ponga manos a la obra y de una solución legal, que evite el actual caos con situaciones dignas de una novela de terror: parejas que hacen el encargo y luego no lo quieren; madres que intentan revocar el contrato porque no quieren entregar al hijo concebido mediante gestación subrogadas;   gestantes que no aceptan el aborto exigido por los padres contratantes al saber que el feto tiene una malformación….. ¡

Para ello nos encontramos con diversas posiciones Francia, Italia, España, Alemania y Portugal, entre otros países, prohíben todas las formas de subrogación. En países como el Reino Unido, Irlanda, Dinamarca y Bélgica, la maternidad subrogada sólo se permite cuando la madre sustituta paga  unos “gastos razonables”.

La subrogación comercial es legal en algunos estados de los Estados Unidos y en países como la India, Rusia y Ucrania.

Las informaciones sobre precios van desde la India (7000.-€ ) a Estados Unidos unos 35.000.- €.

Suiza se mantiene en la prohibición – prefiere mantenerse sin regulación legal en aras a la protección de las mujeres. En UK – la Human Fertilisation Embriology Authority propone la analogía con la donación de órganos. En este sentido nos explican como atender las distintas situaciones, dependiendo del tipo de pareja que desea acceder a este tipo de contratos (host or gestational surrogacy).

Aunque no es idéntico, la situación de la donanción de órganos- si mantiene una cierta similitud y propugna admitir dicha práctica siempre que se hiciera de manera gratuita y sujeta a los mismos controles que la donación entre vivos, como son los de evaluación de la capacidad y autonomía de aquella que se ofrece a cobijar en su vientre al futuro hijo de terceros, a través del informe de un Comité de Ética y previa autorización judicial.

A pesar de ello, ello no acotará el problema, porque habrá quien no cumpliendo los requisitos exigidos en España , saldrán nuevamente al extranjero y seguiremos en las mismas…

¿Les parece buena idea? ¿No creen que sería mejor proponer además de una regulación nacional –  ya metidos en harina – proponer un marco regulatorio internacional?

Imagen tomada de El Pais 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s